Desarrollo y diferenciación de NK, monocitos/macrófagos y células dendríticas en el feto

Desarrollo de los linfocitos asesinos naturales o “natural killer”.

La actividad “natural killer” (NK) comienza a la 8ª-11ª semana de gestación en células fetales hepáticas humanas. Los linfocitos NK también derivan de precursores de la médula ósea. No es necesario el procesamiento tímico para el desarrollo de los linfocitos NK, aunque estas células se han encontrado en el timo. Se definen por su capacidad funcional de mediar la citotoxicidad no restringida por el MHC (clásica). Las células NK también tienen receptores inhibidores de la agresión (KIRs) que reconocen ciertos antígenos MHC e inhiben la lisis de células alogénicas anormales en cuatro patrones específicos de reactividad [1]. El locus genético que controla estos patrones es diferente de los locus aloantigénicos del MHC tradicionales, aunque se ha situado en el cromosoma 6 en la región de los genes de la clase I del MHC. Al contrario que los linfocitos T y B, los NK no reordenan los genes de su receptor para el antígeno durante su desarrollo. Casi todos los linfocitos NK expresan CD56, y más del 90% expresa CD16 (Fc-gamma-RIII) en su superficie celular. Otros antígenos CD que se encuentran en los linfocitos NK son el CD57 (en el 50-60%), el CD7 y el CD2 (70-90%) y el CD8 (30-40%). Tras su salida de la médula ósea, los linfocitos NK entran en la circulación o emigran hasta el bazo; hay muy pocos linfocitos NK en los ganglios linfáticos. En sujetos normales, los NK representan el 10% de los linfocitos; este porcentaje es a menudo menor en la sangre de cordón.

Desarrollo de monocitos/macrófagos y células dendríticas.

Los monocitos/macrófagos son el primer tipo celular que aparece en la circulación fetal [2]. Se pueden distinguir dos poblaciones de células con una estructura monocítica, en el saco uterino a las 4-6 semanas, y en el hígado pre-hematopoyético hacia la 5ª semana de gestación. La población mayoritaria de macrófagos en el saco uterino es MHC-clase II(-); esta población también aparece en el córtex tímico, las zonas marginales de los nódulos linfáticos, la pulpa roja del bazo y en el medio de la actividad eritropoyética de la médula ósea [3]. Un número pequeño de células MHC-clase II(+) aparece en el hígado a las 7-8 semanas, en los nódulos linfáticos a las 11-13 semanas y en las áreas de células T de la médula tímica en desarrollo a las 16 semanas de gestación, mientras que el epitelio tímico expresa clase II a las 8-9 semanas [3]. Pero esta población que expresa clase II se encuentra también en los sistemas hepáticos (células de Kupffer o macrófagos sinusoidales hepáticos), aunque el número es bajo y se incrementa hasta niveles de adulto en el periodo neonatal.

En la piel, las células de Langerhans HLA-DR+ se detectan hacia las semanas 6-7, periodo en el que la densidad de dichas células es similar pero son más pequeñas y de un fenotipo mucho más heterogéneo que en estadíos más avanzados de la gestación. Las células de Langerhans migran dentro de la epidermis durante el primer trimestre y alcanzan un fenotipo adulto en el segundo trimestre [4].

Los monocitos circulantes aparecen por primera vez en la sangre fetal en las semanas 18-20 de gestación. Alrededor de la semana 30 de gestación, la cantidad de monocitos aumentan del 3% al 7% de las células sanguíneas circulantes, y en el momento del nacimiento su concentración supera los 500/mm3, un valor muy superior al de la mayoría de los adultos [5]. Cuando los monocitos circulantes migran a algún tejido se diferencian a macrófagos mononucleares.

Bibliografía.

1. Rai R, G Sacks, and G Trew, Natural killer cells and reproductive failure – theory, practice and prejudice. Hum Reprod, 2005. 20: p. 1123-1126.

2. Forestier F, F Daffos, N Catherine, et al., Developmental hematopoiesis in normal human fetal blood. Blood, 1991. 77: p. 2360-2363.

3. Jannossy G, M Boffil, L Poulter, et al., Separate ontogeny of two macrophage-like accessory cell populations in the human fetus. J Immunol, 1986. 136: p. 4354-4361.

4. Foster C, K Holbrook, and A Farr, Ontogeny of Langerhans cells in human embryonic and fetal skin: expression of HLA-DR and OKT-6 determinants. J Invest Dermatol, 1986. 86: p. 1342-1348.

5. Kapur R, M Yoder, and R Polin, Neonatal-Perinatal Medicine: Diseases of the Fetus and Infant. 2005, Mosby: St. Louis, MO.

Artículos relacionados: