Respuesta inmune frente al VIH

Linfocitos T citotóxicos.

– Se ha encontrado una frecuencia extremadamente alta de CTLs VIH-específicos y precursores de CTL (1% de las células T de sangres periféricas) en individuos VIH asintomáticos.

– La supresión de replicación viral en individuos VIH-infectados está correlacionada con la emergencia de una respuesta CTL VIH-específica y descenso de viremia después de infección aguda.

– El descenso de la actividad CTL VIH-específica se correlaciona con progresión de la enfermedad, y la respuesta de CTL VIH-específicas vigorosas con progresión lenta de la enfermedad por VIH.

– En pacientes con enfermedad VIH avanzada, hay ausencia de CTLs VIH-específicas de los nodos linfáticos.

Estos datos defienden el papel de las CTL en la inmunopatogénesis de la enfermedad por VIH, aunque las respuestas CTL pueden estar involucradas en la patogénesis de algunos de los síndromes inflamatorios relacionados con el VIH.

La pérdida de actividad CTL VIH-específica en pacientes con enfermedad avanzada es debido a varios mecanismos:

a) Las proteínas virales Tat, Nef, y Vpu pueden producir una disminución de la expresión celular de moléculas MHC-I que son necesarias para el reconocimiento de las células infectadas por las CTL.

b) La proteína viral Tat reduce el procesamiento de los antígenos del VIH.

c) Las proteínas virales Nef, y Vpu inhiben la apoptosis en la célula diana.

d) Muerte por apoptosis de las CTLs inducida por las células diana.

e) La acumulación selectiva de CTLs VIH-específicas CD8+HLA-DR+ en las que falta el receptor de IL-2 y son defectivas en su capacidad de amplificar clones específicos.

f) La habilidad del VIH para escapar de la respuesta CTL por mutación viral o por agotamiento de clones de CTL debido a la concentración alta de antígenos.

g) Destrucción de células T CD4+ VIH-específicas, necesarias para el desarrollo de una respuesta inmune adecuada.

clip_image002

Factores supresores solubles de linfocitos T CD8+.

Una variedad de factores solubles con actividad antiviral es elaborada a través de células T CD8+:

– El factor antiviral de células T CD8+ (CAF) es un factor no citolítico que actúa de una manera no MHC restringida, e inhibe la replicación viral a nivel transcripcional del LTR viral. La actividad del CAF disminuye con la progresión de la enfermedad por VIH, pero permanece fuerte en LTNP.

– La combinación de RANTES, MIP-1a, y MIP-1b (los ligandos naturales de CCR5) actúan a nivel de la entrada del VIH en la célula. Se han obtenido datos contradictorias con respecto a la relación entre los niveles de estas quimiocinas y la progresión de la enfermedad por VIH.

– La IL-16 tiene actividad antiviral.

Respuesta de las células T CD4+.

Las proteínas del VIH contienen epítopos que pueden ser presentados vía MHC-II a las células T CD4+, dando como resultado la secreción de IL-2 y la proliferación celular. Es probable que la IL-2 producida durante esta respuesta aumente la actividad CTL VIH-específica; sin embargo, la IL-2 también puede reforzar indirectamente la replicación del VIH induciendo secreción de citocinas proinflamatorias.

B) Respuesta humoral

Anticuerpos anti-p24.

Los anticuerpos anti-p24 se desarrollan dentro de las primeras semanas de infección por VIH y puede jugar un papel en la caída de la viremia plasmática asociada a la infección primaria. La pérdida de anticuerpos anti-p24 se ha asociado con la progresión de la enfermedad por VIH.

clip_image004

Anticuerpos neutralizantes.

Los anticuerpos que neutralizan infectividad del VIH in vitro son un mecanismo importante responsable del control parcial de la replicación viral in vivo.

Los anticuerpos neutralizantes pueden ser:

– Tipo específico (es decir, específico para un aislado viral) como los anticuerpos neutralizantes que reconocen la región V3-loop de la gp120 viral pueden prevenir el cambio conformacional de la gp120 necesario para la entrada de VIH o para la fusión célula-célula.

– Grupo específico (es decir, específico para un rango ancho de aislados virales) que reconocen epítopos de la proteína gp41, epítopos alrededor del sitio de ensamblaje de CD4 a gp120 o epítopos de hidrato de carbono. Algunos anticuerpos neutralizantes interfieren en la interacción entre el VIH y CCR-5 e inhiben la entrada celular de virus monocitotrópico.

Estos anticuerpos neutralizantes frente al VIH son un impedimento potente para la replicación viral; pero este ciclo de neutralización es seguido de escape. Varios estudios sugieren que la presencia de anticuerpos neutralizantes con especificidad ancha se correlaciona con un pronóstico más favorable.

Anticuerpos que median en la ADCC.

Algunos anticuerpos anti-VIH se unen al receptor Fc de la IgG en la superficie de las células NK CD16+ y monocitos y las sensibilizan para mediar la ADCC contra las células VIH-infectadas o VIH-cubiertas. La mayoría de estos anticuerpos se dirigen contra las proteínas gp120 o gp41 del VIH, se desarrollan poco después de la infección primaria y son perceptibles a lo largo del curso de enfermedad por VIH, con una pequeña disminución del titulo durante la fase de SIDA.

Artículos relacionados: