El SIDA en España en personas inmigrantes

Aunque la inmigración en España es un fenómeno relativamente reciente, en los últimos años esta población ha ido aumentando hasta alcanzar una tasa del 6,24% de la población total española [1]. Las poblaciones móviles y los inmigrantes se han ido convirtiendo en grupos más vulnerables a adquirir la infección por VIH, por la concurrencia de factores como la precariedad social y económica, y el desarraigo cultural y afectivo, lo que les arrastra a situaciones de mayor riesgo y les dificulta el acceso a las medidas de prevención.

El Registro Nacional de casos de SIDA es uno de los pocos sistemas de vigilancia epidemiológica en España que permite el análisis en función del país de origen de los enfermos, ya que recoge esta variable desde el principio de la epidemia. Hay que aclarar desde un principio que las personas con país de origen distinto de España no siempre se corresponden con el concepto de inmigrantes, ya que pueden darse otras situaciones como turistas, personas que han adquirido la nacionalidad española, emigrantes que retornan, etc. [2].

País de origen de los casos de SIDA notificados en España

En España se han declarado un total acumulado de 2.009 casos de personas cuyo país de origen era diferente a España, lo que representa el 2,9% del total de casos de SIDA. No obstante, la gran mayoría de los casos de SIDA notificados en España (97,2%) se han diagnosticado en personas que no han referido un país de origen distinto de España. Esto demuestra que, al menos hasta el momento, esta epidemia se ha producido fundamentalmente por transmisión autóctona del VIH, con muy poca repercusión de los movimientos de población internacionales [1].

Entre los casos de SIDA en personas originarias de países distintos de España, la procedencia más frecuente es Europa Occidental (33,4%), seguida por Latinoamérica (27,5%) y África Subsahariana (22,3%) (Figura 1).

Los países de procedencia más frecuente fueron Portugal, Argentina, Marruecos y Alemania. Entre los países europeos destaca con diferencia Portugal (12,4%), lo cual resulta lógico por la proximidad geográfica, y el resto de países le siguen a distancia, encabezados por Alemania, Italia y Francia. Entre los casos de SIDA originarios de África, más de dos tercios lo eran de África Subsahariana y se distribuían entre un amplio número de países, entre los que destacan Gambia, Senegal, Guinea Bissau, Ghana y Guinea Ecuatorial [3]. Sin embargo, en el conjunto de África, el país de origen más frecuente fue Marruecos, debido probablemente a que es el más próximo y una de las procedencias de mayor número de inmigrantes en España. Entre los originarios de América, predomina la procedencia de Latinoamérica respecto a la de Norteamérica, y destaca Argentina como país de origen más frecuente [4].

Figura 1. Distribución de los casos de SIDA acumulados según región de origen. Datos actualizados a 30 de junio de 2004.

clip_image002

Fuente: Centro Nacional de Epidemiología/ Instituto de Salud Carlos III, Octubre 2004. Elaboración propia.

Distribución por categorías de transmisión

Existen grandes diferencias en la distribución por categorías de transmisión de los casos de SIDA de diferentes procedencias. En general, las formas de transmisión guardan una cierta relación con las vías predominantes en los lugares de origen [2]. El 78% de los sujetos cuyo país de nacimiento era Portugal se habían infectado por UDVP, patrón que es similar tanto al de España como al de su país de origen. También predominan los UDVP entre los originarios de la Europa del Este (43%), mientras que los procedentes de otros países de Europa Occidental se reparten entre UDVP (37%) y hombres homosexuales (40%) [4].

El 80% de los sujetos infectados procedentes de América del Norte eran hombres con prácticas homosexuales, que es el mecanismo de transmisión más frecuente en sus países de procedencia. Aunque en menor medida, también los hombres homosexuales son la categoría más frecuente entre los originarios de Latinoamérica (46%) [4].

Resulta llamativo que el 41% de los sujetos de países del Norte de África se han infectado por el consumo de drogas inyectadas, mecanismo de transmisión poco frecuente en sus países de origen, pero el más frecuente en España, país de acogida. El 73% de los sujetos de origen Subsahariano se han infectado por vía heterosexual, la más frecuente en su país de origen [4].

En contraste con la tendencia descendente de la población autóctona, la proporción de casos de SIDA originarios de otros países ha aumentado desde el 0,9% en 1992 hasta el 12,9% en el año 2003. La evolución ascendente de los casos de Sida originarios de otros países podría ser el reflejo de los importantes cambios que la composición de la población española ha experimentado en los últimos años. Sin embargo, tampoco podría descartarse una incidencia mayor en esta población [1].

Distribución por comunidades autónomas.

Cataluña es la comunidad autónoma que ha declarado más casos de SIDA con país de origen distinto de España, seguida por Andalucía y Madrid. Sin embargo, las comunidades en las que es mayor el porcentaje de casos de SIDA con país de origen distinto de España son Melilla (7,0%), Canarias (6,6%) y Baleares (4,1%).

El patrón geográfico de lugares de procedencia difiere entre comunidades autónomas. Así, el origen de Portugal es frecuente entre los casos de SIDA de Castilla- La Mancha. La procedencia de otros países de Europa Occidental se da más en Canarias y en Baleares, y se corresponde principalmente con un patrón de predominio de hombres con prácticas homosexuales. Los casos de SIDA con procedencia en Latinoamérica y en África Subsahariana se distribuyen por todas las comunidades autónomas, aunque con frecuencias algo mayores en Canarias. Finalmente, el origen en el norte de África aparece en mayor proporción entre los casos de SIDA de Ceuta y de Melilla [2].

REFERENCIAS

1. C.N.E. Vigilancia epidemiológica del SIDA en España.Situación a 30 de Junio de 2004. Bol Epidemiol Semanal 2004;12(13):137-48.

2. Castilla J, del Amo J, Sánchez F, Sida. RAd. Casos de sida en España en personas de otros países de origen. Boletín Epidemiológico Semanal 2000;8(10):67-108.

3. de Prada MA, Actis W, Pereda C. Panorámica de la inmigración en España. In: Consumo MdSy, ed. Prevención del VIH/SIDA en inmigrante y minorías étnicas. Madrid, 2001:19-26.

4. Situación de la infección por el VIH en inmigrantes. Centro Nacional de Epidemiolgía/Instituto de Salud Carlos III Octubre de 2004: http://cne.isciii.es.

Artículos relacionados: